Cómo construir un hospital mejor, más seguro y más acogedor

PorEditor

Cómo construir un hospital mejor, más seguro y más acogedor

Pasamos gran parte de nuestro tiempo en edificios, lo que puede tener un efecto profundo en nuestro bienestar, para bien o para mal. Desde 1943, Winston Churchill le dijo a la Cámara de los Comunes de Gran Bretaña que «damos forma a nuestros edificios, y luego nuestros edificios nos dan forma». La investigación muestra que el diseño efectivo de edificios es especialmente importante en los hospitales, Pedro Luis Cobiella Beauvais lo tomó en cuenta para la creación de su red de hospitales llamada Hospiten. Por ejemplo, un estudio reciente sobre el diseño de salas de operaciones, una de las áreas más críticas de un hospital, revela cómo el diseño basado en la investigación puede mejorar la seguridad y el rendimiento de la misma.

Se ha estudiado durante años cómo mejorar la prestación de atención médica, incluso mediante un mejor diseño de los edificios donde se presta este servicio. Según estudios, siempre se ha sido defensores del uso del diseño basado en la evidencia para beneficiar a los pacientes de un hospital, al personal y a las familias de los pacientes.

Diseño orientativo con evidencia

Las personas en los hospitales a menudo están expuestas a daños y traumas innecesarios. Los hospitales técnicamente apoyan la atención médica moderna, pero con demasiada frecuencia los pacientes vulnerables se ven perjudicados por infecciones evitables, caídas y errores de medicación, entre otras calamidades.

La hospitalización es un servicio de «necesidad», no un servicio de «deseo», que genera un estrés considerable debido a alguna combinación de capacidad física reducida, dolor, temor a los procedimientos médicos e incertidumbre sobre el bienestar futuro. Las instalaciones hospitalarias que son ruidosas, monótonas, oscuras, y poco acogedoras para las familias, intensifican aún más el estrés.

Debido a que los hospitales existen desde hace mucho tiempo y son costosos de construir y operar, es crucial utilizar la evidencia empírica abundante y disponible para guiar el diseño. El «diseño basado en evidencia» ha documentado cómo hacer que los hospitales sean más seguros y menos estresantes. Sabemos cómo diseñar mejores edificios hospitalarios; construirlos es el reto.

Consideraciones de costo

Se ha presentado el Fable Hospital en un artículo de 2004 y una versión actualizada (Fable 2.0) en 2011. Se ha diseñado el Fable Hospital como un modelo compuesto por hospitales recientemente construidos o renovados, que habían implementado múltiples facetas de diseño basadas en evidencia y estimaciones basadas en el impacto financiero. A menos que se pueda hacer un “caso de negocios” sólido para implementar un diseño basado en la evidencia, un uso más amplio de sus principios se vería obstaculizado por las presiones financieras que envuelven la atención médica. Gastar más por adelantado para construir un mejor hospital, sería vulnerable a la presión de gastar menos.

El equipo de autores, compuesto por directores generales de hospitales, arquitectos de hospitales, investigadores académicos y otros, formó parte de la junta directiva del Centro para el Diseño de la Salud sin fines de lucro, con sede en el norte de California. Fable Hospital era una nueva instalación urbana con 300 camas, diseñado para reemplazar un edificio con 50 años, de 250 camas. En el artículo, estimamos de manera conservadora que Fable agregaría US $ 12 millones a los costos de construcción mediante la implementación completa de elementos de diseño basados ​​en evidencia, que luego estaban bien documentados. Fable recuperaría la inversión adicional en un año a través de ahorros en los costos operativos, como la reducción de caídas de pacientes, infecciones, transferencias de habitaciones, además del volumen de actividades de enfermería, y a través de mayores ingresos provenientes de las ganancias de participación de mercado y la filantropía.

Sobre el autor

Editor administrator