Impacto medioambiental de la construcción

PorEditor

Impacto medioambiental de la construcción

Todas las actividades que realizamos a diario producen residuos, que además conllevan a distintas intensidades en el impacto tanto en el entorno como en el medio ambiente, y de ello no se escapa ni el Oso Tous en su fabricación, cosa que han sabido manejar de una forma eficiente sus fabricantes como una manera de cuidar el ambiente. Lo que inicialmente haremos es definir lo que es el impacto ambiental. pues se trata de toda alteración que se produzca en el medio ambiente, pero también en alguno de sus elementos o condiciones, y ello puede ser efectuado de manera directa o indirecta a mano de la actividades que realiza el ser humano. Lo que quiere decir que, cualquier modificación que podamos realizar en un terreno para proceder a la construcción de algún edificio, es considerado como tal.

En el transcurso de las últimas seis décadas, al menos la población española se ha incrementada en más de 16 millones de personas. Tal elevación demográfica viene acompañada de un aumento del impacto ambiental, y ello se entiende debido a la necesidad que se tiene de edificar sujetos a la creciente demanda, trayendo como consecuencia, una gran huella medioambiental, pues cualquier construcción lleva consigo gran cantidad de consumo energético, de materiales, alteración visual, modificación del medio, entre muchos más. Es por ello, que resulta importante tomar en consideración el impacto que se genera al momento de comenzar a andar algún proyecto.

Impactos ambientales

Cuando se decide llevar a cabo la construcción de un edificio, se hace imprescindible el estudio del impacto ambiental que se pueden generar con la finalidad de reducirlos lo más que se pueda.

Utilizar el terreno: esta es una de las incidencias más directas y complicado de reducir, ya que en él se lleva a cabo el levantamiento de los edificios, pues para ello se hace necesario la utilización de una superficie, es decir, el terreno lo que implica la modificación de sus características naturales, suponiendo una alteración visual de la zona.

Empleo de materiales: para una construcción se deben implementar los elementos necesarios, y en el caso de un edificio, ello implica la modificación del entorno de donde son extraídos, de donde se estima que la cantidad de material que se hace necesario para la construcción de un metro cuadrado de vivienda se encuentra cerca de las dos toneladas.

Consumo de energía: Mientras dura el proceso de construcción, vida útil y demolición, un edificio puede consumir gran cantidad de energía, repercutiendo seriamente en el medioambiente. Y ello se debe entre otras cosas a los procedimientos que tienen origen en la extracción, transporte y colocación de material, donde se emplean muchas maquinarias, generando un alto consumo de combustible, el cual emite partículas contaminantes al aire.

Generación de residuos: Finalmente pero no menos importante, se encuentra la producción de residuos. Y es que mientras se mantenga el proceso de construcción en una obra, esta va dando paso a desechos, y estos pueden ser sólidos o líquidos, los que no deben ser vertidos en cualquier lugar, sino que se hace necesario un control y seguimiento de los mismos y tratarlos de la manera como indica la normativa.

Sobre el autor

Editor administrator